lunes, 11 de enero de 2016

Trail dos Penedos en Salceda. Por Isma

La mañana comenzó levantándome muy temprano (6:30), un buen desayuno y en compañía de René cogimos coche dirección Salceda. De camino ya sufrimos el primer percance, ya que René se encontraba mal del estómago, lo que al final provocó que no pudiese participar en la carrera.



Poco antes de la salida el tiempo rompió la tregua que nos estaba dando y comenzó a llover ligeramente. Mientras no comenzó la carrera esperábamos debajo de un tejado para no mojarnos (curioso, ya que la que se nos venía encima era buena…). Empieza la carrera y como siempre buscando sensaciones y los 5 primeros km. la máquina se fue poniendo a punto. Al pasar el avituallamiento líquido (km. 5) empecé a rodar en serio, la primera parte tenía una subida bastante interesante que ya te acelera el corazón, con unos senderos muy chulos. Nos tuvieron dando vueltas por la misma zona y pasábamos por distintos senderos para llegar al mismo sitio, después de que la cabeza de carrera se perdiera en dos ocasiones por mala señalización me coloco en primera posición, aproximadamente hasta el kilómetro 8, y coronando uno de los picos en el que al llegar arriba me hice una foto enseñando la camiseta del equipo (je eje je). 



Teniendo detrás a dos bestias como Liébanas y Dani Corvo, que me animaban a coronar en primera posición, una vez coronado la carrera me fue poniendo en mi sitio y simplemente empecé a regular, así hasta el primer avituallamiento sólido (km. 10). Después de reponer fuerzas comenzamos a rodar en una zona bastante rápida (pisteando bastante) con zonas bastante técnicas y alguna subida y bajada que te provocaba cambios de ritmo bastante fuertes. Pasamos desde zonas pedregosas en las que las Salomon resbalaban bastante, hasta zonas enlamadas en las que a pesar de que las piernas se cargaban las zapatillas respondieron genial (review). Sobre el km. 15 acompañado por otro corredor que iva delante mía nos perdimos sobre unos 600-700 metros cuesta abajo hasta que nos dimos cuenta y recuperamos la pista que habíamos dejado atrás y automáticamente una vez recuperada se nos viene una de las subidas más fuertes de la carrera con un terreno blando de máxima exigencia y que una vez superada, y después de varios kilómetros, nos lleva al último de los avituallamientos (km. 18) y comienza la última parte de la carrera. Empiezo a sentir que las fuerzas ya no eran las del principio y, sufriendo prácticamente hasta el final, menos mal que llevaba una bolsa de orejones e higos secos. Los últimos 2 km. aunque se me hicieron un poco largos, los disfruté entrando en meta y sintiéndome genial por haber terminado mi primera carrera como un Coutadas.


            En  resumen, las sensaciones que tengo son de que a pesar de quedar contento tengo que aprender a regular las fuerzas y que correr con la camiseta del Coutadas es un orgullo. 

Reacciones:

2 comentarios:

chema figue dijo...

Bienvenido al equipo

rene cidras dijo...

Buena isma, no pena no poder hacer la carrera contigo,pero ya habrá más oportunidades

Publicar un comentario

 
Design by Free blogger Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | GreenGeeks Review