martes, 21 de junio de 2016

I trail Antonino, por Isra

Esta historia está basada en hechos reales, el orden de la cronología puede sufrir alteraciones.

En mi cabeza suena la banda sonora de VIKINGOS, despierto y me doy cuenta de que es mi alarma que me indica que son las 06:00 am, hora de levantarse. Tengo media hora para desayunar lo justo, vaciar y acicalarme (también lo justo). Cuánto tiempo se puede ganar dejando todo listo el día anterior.
6:30am hora de recoger la moto y tirar millas hacia Tuy en busca de mis compañeros de aventura. En media hora estoy en mi destino, en nada llegan Bernar, Rodri y Yoli, unos minutos después Zalo, Toni y René (éste en sustitución de nuestro compañero lesionado Nando, desde aquí mucho ánimo para que te recuperes lo antes posible). Ya estamos todos así que arrancamos hacia el país vecino, concretamente hacia Vila Verde.
Llegamos a la zona donde entregan los dorsales. Allí tienen montado un puesto para que los corredores desayunen: café, zumo natural, bollos, mini croissants, etc. Todo un detallazo.
 Recogemos los dorsales e inmediatamente nos vamos a cambiar.
Van llegando los corredores y los autobuses que nos llevarán al punto de salida, ya que la carrera no es circular.
Hora de recoger el transporte pero antes nos despedimos y deseamos suerte a Rodri y Yoli, porque ellos participan en el trail Curto de 19K y saldrán desde otro punto.
Arrancan los autocarros que nos llevarán hasta los 850m+, allí nos dejaran en plan aquí os quedáis y nos vemos abajo.
Calentamos un poco y nos colocamos en el arco de salida, empieza la cuenta atras 3 2 1.... allá vamos!!!!
Damos una pequeña vuelta por la zona y venga para abajo!!! La cosa empieza rápida porque el circuito así lo exige, después de un rato bajando por una zona decente de senderos, llega el plato fuerte, una subida de unos 2k que entre haber salido demasiado rápido (para mí) y el sol que me pega de lleno en la cabeza, se me hace más larga de lo que tenía pensado. Desde arriba tenemos unas buenas vistas. Llegamos al primer avituallamiento, allí está Toni que me dice que su estómago no va bien, por detrás llega Bernar, coge algo rápido y sin perder tiempo dice, venga chavales !! Y desaparece.Ya que siento las piernas cansadas aprovecho pra botar droja* no colacao, como algo de fruta y bebo.
Salgo despacio junto a Toni, subimos un poco más y venga para abajo de nuevo.
Corremos por caminos de piedra y tierra con poca vegetación, llegamos al segundo avituallamiento líquido que no es más que una fuente, en la que aprovecho para refrescarme de arriba a abajo para calmar el calor que tengo, momento que aprovecha Toni para adelantarme, intento seguirlo pero no hay manera, desaparece de mi vista.
De los cinco que salimos me quedo en el último lugar ya que René y Zalo salieron como cohetes (estos dos juegan en otra liga) y no consigo mantener el ritmo de Bernar ni el de Toni, me tocará correr sólo hasta el final.
Llego muy rápido al tercer avituallamiento que se encuentra en el kilómetro 16, más fruta y más líquido. Diviso en la mesa un bizcocho que tiene una pinta deliciosa pero paso de hacer globos con el durante el camino, así que arranco y me quedo con las ganas.
A partir de aquí empezaría un pequeño calvario, quedan unos 12k de carrera continua por mucho asfalto, pista de tierra, campos y todo esto acompañado de mucho calor. Me desanimo un poco pero como no me queda otra sigo a un ritmo cómodo para mí (aprovecho para planear como afrontaré mi primera crónica como Coutadas)


Poco a poco voy comiendo kilómetros, llevo los pies ardiendo y para alivio de estos me encuentro con algunos riachuelos donde refrescarlos, a falta de unos 4 kilómetros cruzaríamos un par de ríos que nos cubren por la cintura, el segundo por debajo de una casa con la ayuda de unas cuerdas sin duda lo mejor en 12k, quizas sea por mi signo (cáncer) pero el agua me da la vida.


Vamos llegando al final entre muchos corredores del trail corto que se han rendido y van andando; más asfalto, callejuelas y una zona de escaleras en la que si no es por un voluntario me precipito por una altura de 5m donde sin duda me habría hecho mucho daño (hay que ir más atento) llego a la recta final y doy el resto (lo poco que queda). Reto conseguido con un tiempo de 2h 55m 39s y una digna posición 40, una más para la saca  pero el acontecimiento no acabaría aquí, después de intercambiar opiniones iríamos a ducharnos, numerosas duchas ya que se ubican en el parque de bomberos, el agua fría de carallo!!!! Lo pasas mal en el momento, pero luego te quedas de lujo. Aquí viene lo mejor del evento, al acabar nos dirigimos a una zona habilitada para corredores y acompañantes en la que nos sirven un caldo calentito a pleno sol de junio, hará que me suden las patillas y lo que no son patillas, seguido de una sopa templada, un bocadillo de cerdo al espero y todo esto regado con una rica cerveza artesanal bien fresca.






Opinión general de la prueba:
1-carrera rápida (la idea de ir bajando me gustó) pero desde el kilómetro 16 fea de cojones !!!!
2- Faltó monte, sobró asfalto y sol (en esto último la organización no puede hacer nada)
También tengo que decir que la organización estuvo de 10, avituallamientos completos, voluntarios en todos los cruces, prueba bien balizada y por supuesto un trato inmejorable.
Esta es mi segunda prueba en el país vecino, me sorprende lo que te pueden llegar a ofrecer por un módico precio (14€), circuito de 27k, desayuno, imán para la nevera (la intención es lo que cuenta) camiseta, medalla, un cunco de viño o caldo según como se mire, caldo, sopa, cerdo al espero, cerveza artesanal y postre que no llegamos a probar pero seguro que estaba buenísimo.
Conclusion: I LOVE PORTUGAL
P.d. Quiero agradecer a René, Zalo, Toni, Bernar, Yoli y Rodri por acompañarme en esta aventura. Hasta la próxima.
Esto es to,todo amigos.



*Droja: magnesio (no seáis mal pensados)

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free blogger Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | GreenGeeks Review